domingo, 26 de octubre de 2014

Epidemia

Si me lo hubieras preguntado a mí, no se habría extendido esta epidemia de margaritas deshojadas...

8 comentarios:

  1. Metáfora bellísima del temor, Cristina. Bellísima como tú.
    Un abrazo sin miedo,
    G. de Nieto

    ResponderEliminar
  2. Las margaritas deshojadas, qué bueno Cris,aunque esa epidemia tiene que frenarse.
    Bicos.
    Xurxo

    ResponderEliminar
  3. Supongo que si te lo hubiera preguntado a ti y tu margarita sentimental dijera que no, la epidemia del desamor se extendería y dolería más. Sólo lo supongo, eh...
    Besos, Cris.
    Maca

    ResponderEliminar
  4. Yo también he contribuido a que se expanda esa epidemia, querida amiga.
    Un fuerte abrazo, y felicitaciones por estas breves pero intensas entradas.
    Abrazos,
    Aléxis.

    ResponderEliminar
  5. lo mejor siempre preguntar en vez de dejar a la teórica suerte
    Un abrazoteee

    ResponderEliminar
  6. Ay, qué fácil era.
    Me gusta mucho tu blog.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana; te repito lo que te dije en el Face: es un halago que te guste.
      Besos.

      Eliminar